Come bien, corre mejor!

nutricion deportiva

   Puedes levantarte por la mañana, ponerte las zapatillas, y salir a correr. También quedar un día con las amigas para hacer una carrera de 5 km y disfrutar de un día festivo y deportivo a la vez. Incluso, puedes incorporar el running en tu vida con un plan de entrenamiento semanal. Pero si realmente quieres correr, y hablamos de CORRER con CALIDAD, es decir, con buenas sensaciones, con bienestar, con progreso y superación, entonces tienes que hacer algo más: ser consciente de tu alimentación.

   Últimamente abunda la información nutricional en las redes sociales y digitales, y lejos de ayudarnos, esa cantidad ingente de consejos y tecnicismos nos dificulta desgranar qué nos va bien a nosotras como corredoras. Incluso, en muchas ocasiones nos lleva a rendirnos en la batalla por una alimentación proactiva para nuestro rendimiento diario y deportivo, ya que parece muy complicado llevar a cabo un plan nutricional adecuado a nuestras necesidades.

   En un intento de hacértelo más fácil y que de una manera rápida puedas poner el foco sobre aquellos alimentos indispensables en tu dieta, vamos a puntualizar qué necesitas como mujer corredora, independientemente de tu rendimiento, marcas, ritmos… Los objetivos son: tener siempre llenos los depósitos de gasolina, librarse de las fatigas, evitar daño muscular y mantener la salud.

Diseño sin título (3)

Que no te falte gasolina

   Si ya has aceptado que eres corredora, que la ropa técnica ocupa la mitad de tu armario, y/o estás a la caza de las zapatillas deportivas de temporada… es el momento de asegurarte que tus músculos están bien cargados de gasolina cada día para afrontar los entrenos y carreras. Para ello, hay que comer algo más que kilómetros. Hay que comer bien y en especial, antes y después del ejercicio ten presente los carbohidratos. Este nutriente es nuestra gasolina pero debes saber elegirlos, procura que vengan a partir de alimentos integrales y poco procesados. Elige arroz, patata, pan, cereales, legumbres, frutas… todos ellos de la manera natural posible, sin transformaciones innecesarias. Incorpóralos en tu plan nutricional y verás cómo con el tiempo, tu cuerpo y tus ritmos, lo agradecerán.

Fatiga

   La solución mágica para evitar las fatigas runneras, no es otra que el agua!! Sí, sí. Agua! 2 litros durante todo el día. Maticemos, no es que el agua sea la solución definitiva pero muchas veces, pequeños grados de deshidratación aceleran la aparición de la fatiga. Así que además de hidratarte bien como hábito diario, en las jornadas en las que te calzas las deportivas, tendrías que añadir unos 500ml de agua o isotónico por cada hora de carrera. Verás cómo con este sencillo truco tus sensaciones al correr serán mucho mejores. Pon atención y notarás el cambio al momento.

 

Daño muscular

   El fantasma que persigue a todo corredor son las lesiones… pero también están las dichosas agujetas que a veces tardan mucho en desaparecer o músculos cargados que no nos paran pero sí nos incomodan… Si quieres evitar daño muscular y favorecer a la pronta recuperación no dejes de lado las GRASAS, sí, repito: GRASAS. Por qué? Porque algunas grasas tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, además que aportan vitaminas y minerales. Esto no quiere decir que te lances de cabeza a los calamares fritos!!!! Ten a mano una “pequeña dosis” de frutos secos, cocina todo con aceite oliva virgen, incorpora el aguate en tus ensaladas, y decora algunas platos con semillas variadas . Así de fácil. Tus piernas lo agradecerán enormemente.

Mantén tu salud

   Verduras y frutas es lo que dará color a tus platos además de proporcionarte vitaminas y minerales que complementarán tu alimentación y te ofrecerán una barrera protectora para dejar de lado por ejemplo, molestos constipados, carencias nutricionales o enfermedades más serias que te obliguen a parar tu entrenamiento.

   Incorporar el deporte en tu día a día implica una intención tangible de querer ir más allá en tu estilo de vida. Además de rendimiento, superación, o pérdida de kilos, el trasfondo real del running es llenar tu hucha de la salud, y ganar en calidad de vida. Por eso, poner atención en tus comidas es un paso más en tu camino que estoy segura acabarás asimilando hasta convertirlo en un engranaje más de #elartedecorrer.

 

Núria Puig – Diplamada en Nutrición y Dietética

Deja un comentario